Tras las huellas de la realidad

Ayer me olían las manos a ajo. Lo primero que me vino a la mente fue un recuerdo: había estado pelando y partiendo ajos hacía un rato y una reflexión posterior me trasladaba que no me las había lavado bien después. Volví a acercármelas a la nariz, pero esta vez la mente no me trajo […]


Leer el resto del artículo »