Agradece un SÍ y agradece también un NO

Resulta paradójico, pero este título es adecuado siempre, esté donde esté y haga lo que haga.

Encontrarme con un  como respuesta, me confirma en lo que estoy pidiendo, haciendo o pensando. Me confirma el camino y el momento, me confirma el aquí y el ahora.

Encontrarme con un NO como respuesta, me lo tome como me lo tome, también me facilita las cosas. En este caso, el NO, me confirma que ese no es el camino, o no es el momento, o ninguna de las dos cosas a la vez. Ese NO, aparentemente tan brusco, me conecta entonces con mi PODER DE ELECCIÓN, de moverme hacia otra posibilidad, otro camino u otro momento en los que mi energía puede tener un resultado más adecuado para mí. Mirándolo con detenimiento, es como si el NO fuera más efectivo que el SÍ, porque no solo me reconduce el aquí-ahora sino que me conecta con mi PODER DE ELECCIÓN.

Esto me hace recordar que los niños cuando empiezan hablar una de las primeras palabras que aprenden y practican con más frecuencia es NO. ¿Me está facilitando las cosas mi hijo cuando me dice NO?

 

Relacionados
La experiencia del ego

El hecho de que la realidad tenga una parte aparente y manifestada y otra parte oculta, conlleva el hecho de que tengas que pasar siempre por la parte aparente para acceder a la parte oculta, ya que es así como funciona el lenguaje del mundo terreno en el que te desenvuelves. Por ejemplo, a través […]

Ejerce tu liderazgo

Con el liderazgo ocurre lo mismo que con el talento, siendo un tema del que se teoriza mucho y se practica poco,  por lo que merece la pena que revises su sentido y significado. Cada vez que «tomas el mando” en cualquier circunstancia o situación en la vida, ejerces tu liderazgo y lo manifiestas cuando, […]

Deja un comentario