Escribir en el Alma

Ha sido esta mañana cuando he tomado conciencia de esta curiosa forma de escribir. Y es que no me la he inventado, simplemente la he recordado, ya que no es nueva ni ajena a mí.

Hace tiempo que ya casi no tomo apuntes, tan solo algunas notas como recordatorio de tareas, fechas o compromisos. Y eso me permite “estar presente”, como se nos pide ahora en tantas situaciones.

Y, estando presente, me he dado cuenta que, sin necesidad de tomar apuntes, las cosas se me quedan con facilidad y además no preciso después estudiar, sino tan solo practicar.

Como dije antes, se trata de un recuerdo, un recuerdo de la niñez. Y si lo piensas bien, ves que la forma de actuar es bien sencilla: como niño recién nacido fijas tu atención en tu madre y te agarras con fuerza a sus dedos; abres tus ojos, tus oídos, tu corazón y algo más… Cuando tu madre te abraza, te acaricia y te susurra: “Te Quiero”, no tomas apuntes. En realidad haces otra cosa: sentirlo y escribirlo en tu Alma. Sí, en tu Alma, ese otro espacio que también has abierto de par en par. Y ese “Te Quiero” escrito en tu Alma, germina como una semilla en el surco de un campo, y crece, y más tarde hasta compartes tu fruto con tu madre y con las otras Almas dispuestas a recibir ese “Te Quiero” multiplicado.

¿Recuerdas tú también esa curiosa forma de escribir en el Alma?

Relacionados
Germinando con el coaching

Resulta sorprendente ver cómo entra y cómo sale el cliente en las sesiones de coaching. Cada uno a su manera, a su ritmo y siguiendo su propio proceso, acaba “germinando”. Esta palabra es, a mi modo de ver, la que mejor describe lo que pasa en esos sorprendentes encuentros, porque siempre hay un “añadido”, un […]

Agradece un SÍ y agradece también un NO

Resulta paradójico, pero este título es adecuado siempre, esté donde esté y haga lo que haga. Encontrarme con un SÍ como respuesta, me confirma en lo que estoy pidiendo, haciendo o pensando. Me confirma el camino y el momento, me confirma el aquí y el ahora. Encontrarme con un NO como respuesta, me lo tome como […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *