Caminando una tarde por un sendero




Caminando una tarde por un sendero, descubrí un insólito lugar. Un lugar en el que, deleitado en su contemplación, mis pasos yo ralentizaba y al mismo tiempo los volvía a escuchar.

Hasta allí me había guiado mi soledad, hasta un curioso lugar con una especial sonoridad y en el que, como un acompañante susurrante, todo lo que yo allí decía y sentía, al momento se me repetía.

Lo primero fue el tris-tras de mis pisadas al caminar, más tarde el tono de mi voz y al final, hasta el sonido de mis pensamientos y el latido de mi corazón nuevamente descubrí.

En el suelo me senté y, durante un buen rato, muchas cosas me conté y me escuché. Cosas que ni siquiera sabía que podía y quería decir.

A mi regreso, por el sendero a un anciano me encontré y con gran amabilidad y dulzura esto fue lo que me preguntó:

– ¿De dónde vienes por este solitario sendero?
– De hablarme y escucharme un rato, -fue lo que le contesté.
– Entonces lo descubriste al fin, -me dijo sonriendo. El «Eco» a tu encuentro salió y tu soledad acompañó. Ya sabes quién eres y hacia dónde caminas.

Así fue cómo una tarde lo descubrí. Ahora, cuando me quiero escuchar, busco un poco de soledad, elijo un sendero y me pongo a caminar. Allí, cuando me hablo y me escucho, me emociono y me «siento» y al final encuentro lo que busco: a mí

 

Relacionados
Germinando con el coaching

Resulta sorprendente ver cómo entra y cómo sale el cliente en las sesiones de coaching. Cada uno a su manera, a su ritmo y siguiendo su propio proceso, acaba “germinando”. Esta palabra es, a mi modo de ver, la que mejor describe lo que pasa en esos sorprendentes encuentros, porque siempre hay un “añadido”, un […]

Agradece un SÍ y agradece también un NO

Resulta paradójico, pero este título es adecuado siempre, esté donde esté y haga lo que haga. Encontrarme con un SÍ como respuesta, me confirma en lo que estoy pidiendo, haciendo o pensando. Me confirma el camino y el momento, me confirma el aquí y el ahora. Encontrarme con un NO como respuesta, me lo tome como […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *